This site will look much better in a browser that supports web standards, but it is accessible to any browser or Internet device.

Octubre 31 | Noviembre 1 | 2 | 3 | 4 | 6 | 7 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 |

La música de Mozart

Mozart escribió una enorme cantidad de música en su corta vida. De hecho, escribió más que muchos compositores que vivieron el doble que él. Compuso más de seiscientas obras, equivalentes a unas doscientas horas de música. Algunas de estas obras duran menos de un minuto, mientras que otras superan las tres horas. Mozart compuso todos los tipos de música que había en su época: sinfonías, óperas, conciertos, sonatas, serenatas, divertimentos, misas y mucho, mucho más. Quizás conocen ustedes La flauta mágica, Don Giovanni o Las bodas de Fígaro, que están entre sus mejores óperas, o la serenata Eine kleine Nachtmusik, o el increíblemente bello Concierto para clarinete.

Muchas veces se habla de Mozart como del compositor más universal. Esto significa que gente de todas las edades, en todas partes, puede gozar su música. Aunque uno no sepa nada de música, es posible disfrutarla al escucharla por primera vez. Tiene esa combinación mágica de liviandad, dicha, elegancia y movimiento rítmico. Mozart llega a todos nosotros, haciendo que nuestros corazones y mentes sientan cosas de una manera que no es posible con palabras o imágenes. El efecto mágico que tiene la música de Mozart sobre nosotros no ha disminuido dos siglos después de su muerte.

Wolfgang Amadeus Mozart: Minueto en Sol y Trío en Do para piano (K. 1), compuestos a los cinco años en 1761. (Salzburgo, Museo Carolino Augusteum)

Acompaña con tu flauta dulce tocando el tema de la Sonata en La de Mozart

GUÍA DE AUDICIÓN MUSICAL

¿A qué se debe prestar atención cuando se escucha una obra de música? He aquí algunas ideas que sirven de guía:

LA MELODÍA – Esta es la parte de la música que se puede tararear, silbar o cantar. Se le puede llamar tonada. Algunas melodías dan saltos y tumbos, por lo que son muy difíciles de cantar, pero fáciles de tocar en un instrumento como el violín o el piano.

EL COMPÁS – Esta es la parte de la música que se puede marcar con el pie. Generalmente las pulsaciones se ajustan en grupos de dos, tres o cuatro. Una marcha “está en dos” (UN-dos, UN-dos), mientras que un vals “está en tres”.

EL TEMPO – Aquí hablamos de la velocidad de la música. La velocidad varía desde muy lento hasta muy rápido. La mayor parte de los compositores usan palabras italianas para describir el tempo: adagio, por ejemplo, significa muy lento; andante, moderado; allegro, alegre, vivaz, y presto, muy rápido.

LA DINÁMICA – La dinámica define cuán fuerte o bajito debe tocarse la música. A veces la dinámica cambia repentinamente, a veces gradualmente.

EL TIMBRE – — El tipo específico de sonido que hace cada instrumento es su timbre. Una flauta suena distinto de un violín, aunque estén tocando exactamente la misma nota. Se pueden mezclar los timbres, así como uno mezcla los colores en pintura. Mezclando rojo y amarillo, se tiene naranja. Si uno mezcla la flauta con el violín se tiene una mezcolanza particular de timbres.

LA ARMONÍA – Por debajo de la melodía hay grupos de notas que se llaman acordes y que suenan todos diferentes. Estos acordes pueden estar solos o pueden apoyar una melodía. Algunos acordes suenan tiernos y agradables; otros pueden sonar ásperos o desagradables. El compositor los usa para crear el tipo de ánimo que quiere para cada momento.